FRUTAS DE INVIERNO

Es muy común que en invierno nos den ganas de comer comidas cálidas debido a las bajas temperaturas, y éstas por lo general, son preparadas  con alimentos altos en calorías y grasas. Esto nos lleva a los famosos antojos de invierno y finalmente a aumentos de peso indeseados.

Para que esto ocurra en menor medida, ¡Aprovecha las frutas de invierno!

Las llamadas “frutas de invierno” son frutas que están disponible los meses de Junio, Julio, Agosto y Septiembre. Las más comunes son:

  • Naranja: Es fuente de fibra, vitamina, folatos, ácidos orgánicos y flavonoides. Combate el resfrío y además, ¡tiene muy pocas calorías! Por lo que es una fruta muy útil para tratamientos de pérdida de peso.
  • Clementina: Se consideran un cruce entre la mandarina y una naranja silvestre. Es fuente de Potasio, vitamina C, vitamina A, y flavonoides. Además, supera en niveles de ácido fólico que favorece la formación de glóbulos rojos y blancos.

  • Kiwi: Es fuente de Vitamina C, de fibra soluble y actidina. Estas propiedades lo hacen una fruta ideal para prevenir resfríos,  favorecer la digestión y por lo tanto prevenir el estreñimiento.

  • Limón: Se cultiva en todo el mundo y es cosechado todo el año. Es fuente de Potasio, vitamina C, ácidos orgánicos y flavonoides. Esto hace que el limón sea cicatrizante, antioxidante, antiséptico y mejore el sistema inmune.

  • Pera: Es fuente de fibra insoluble rica en lignina, flavonoides, potasio y vitamina C. Beneficioso en enfermedades cardiovasculares, previene el crecimiento de tumores y produce un efecto laxante suave.

  • Manzana: Se cosechan todo el año en Chile y son fuente de fibra (mayormente pectina), que ayuda en cuadros de diarrea. Además, tiene efecto antioxidante y modula la respuesta inmune.



¡ATRÉVETE A MEZCLAR LAS FRUTAS DE INVIERNO!