AMADOS FRUTOS SECOS:

Los frutos secos son uno de los alimentos más saludables que podemos comer, siempre que su consumo sea medido y no excesivo.

En general son fuente de ácidos grasos saludables que nos ayudan a mantener el óptimo funcionamiento del cuerpo. Además de ser fuente de proteína de origen vegetal.

Aquí te enseñamos un poco sobre los frutos secos más comunes, junto con sus porciones adecuadas de consumo.

  • Maní: Originario de Sudamérica, ha sido cultivado desde antes del Imperio Azteca. Son fuente de proteína vegetal, fósforo, magnesio, vitamina E (importante antioxidante). Además, son altos en omega-6 y se ha estudiado su efecto para disminuir el colesterol. Al ser fuente de fibra, mejora el tránsito intestinal disminuyendo el estreñimiento.
    Su porción recomendada es de: 30 unidades.

 

  • Almendras: Originarias del continente Asiático. Dentro de sus componentes, encontramos grasas saludables protectoras del sistema cardiovascular, tienen un contenido de fibra mayor que otros frutos secos por lo que se les conoce como laxantes. Además, son altas en calcio y fósforo, siendo una gran opción para vegetarianos y veganos.

Su porción recomendada es de: 26 unidades.

 

 

  • Nueces: No se conoce su origen pero se cree que su consumo viene desde tiempos prehistóricos. Son fuentes de omega-3 y omega-6, fibra, magnesio, fósforo. Disminuye el colesterol “malo” y aumenta el colesterol “bueno”. Además, es fuente de vitamina B6, que cumple un rol fundamental en el funcionamiento del cerebro y en la producción de sangre.

 

Su porción recomendada es de: 5 unidades (10 mariposas)

 

  • Pistacho: De origen Asiático, los pistachos son fuentes de carbohidratos, potasio, hierro, vitamina E. Se recomiendan para mejorar la salud mental, potenciar capacidades intelectuales y proteger el sistema cardiovascular. Además, contiene vitamina A, importante para el cuidado de la piel.

Su porción recomendada es de: 40 unidades.

 

¡No olvides agregar un toque de frutos secos a tus smoothies, jugos y batidos!

MANTEQUILLA DE MANÍ

Ingredientes: 4 tazas de maní   


Preparación:

  1. Arma tu Hurom con el filtro grueso y sin el portaescobillas
  2. Pasa de a poco las tazas de maní
  3. Abre tu Hurom y saca toda la mezcla
  4. Vuelve a repetir el paso 2 y 3 varias veces hasta que quede con la textura deseada
  5. Finalmente, puedes cambiar el filtro grueso por el filtro delgado y volver a pasar la mezcla. ¡Así quedará con la textura perfecta!